Nuestrooceano

Feel the black sound


1 comentario

Los 5 mejores discos (summer 2012)

Este ha sido para mi un verano raro. Por un lado he empezado a escribir en varias revistas de música, especializadas como no en soul y música negra. Por otro lado, y a contracorriente como siempre, he empezado a trabajar como “funcionario”, lo que me ha permitido tener algo más de poder adquisitivo pero mucho mucho menos tiempo. Proyectos, el trabajo diario y la multitud de cosas que pueblan el día a día me han sumido en un sinsentido de estrés, ruido y prisas.

Como siempre, sólo hay una cosa que me saca de todo eso, claro, la música. Y entre ella, muy especialmente la música que llega al alma. El soul, el blues, rock de los 60´s, neo soul, jazz, funk y demás maravillas pueblan las noches de mi casa como si de un rezo se tratase.

Es nuestro momento de relax, de pensar un poco y de parar el mundo. Este verano he tenido que forzarme a tener esos momentos, pero no me ha dado tiempo a pasarlos al blog, por lo que tengo poco material que recopilar en esta sección que ya llevamos tres años haciendo. Aún así algo hay por ahí.

Sin más os dejo con los 5 discos que deberíais de escuchar al menos una vez:

Sigue leyendo


Deja un comentario

Isaac Hayes – Don’t Let Go (2012) “remasterización de uno de esos clásicos que no debería olvidarse nunca”

Que os parece si hoy os traigo la remasterización de un disco del 79, que viene de Tennessee y que encima procede de uno de los mejores discos de Isaac Hayes, tristemente fallecido hace pocos años, como os quedáis?

Y es más, y si os digo que este álbum fue considerado como el mejor de su etapa en Polydor?. Pues nada, a escucharlo toca. Soul de los 70´s con ese sonido característico y sus estribillos que se repetían hasta la saciedad. El disco suena a vinilo aunque ya no haya ni un sólo atisbo de ese sonido característico.

Lo que si queda es el alma de aquellas composiciones que se cocían en una industria que se empapaba por aquel entonces en gente tan emblemática hoy en día como el propio Isaac, Bobby Womack, Herbie Hancock o Gil Scott-Heron.

Las mezclas de medios tiempos como “What does it take” con baladas sencillas y profundas como “A Few More Kisses to Go” hacen de la escucha de este disco algo trascendental. Algo que por desgracia es muy difícil sentir con los trabajos actuales. Esto suena auténtico. Parece que la mano huesuda del propio interés discográfico aún no había ahondado en esos tiempos.

Un lavado de cara, que nos acerca este trabajo a los incautos como yo que lo habíamos dejado escapar años atrás, y que nos sirve como precedente perfecto para una búsqueda y escucha completa de toda su discografía, que es extensa y de calidad.

Sigue leyendo