Nuestrooceano

Feel the black sound

Susan Santos – Pájaro – Terry “Armónica” Bean en la Sala Custom

Deja un comentario

Susan Santos – Pájaro – Terry “Armónica” Bean el 16/05/2014 en el Ciclo Noches de Blues de la Sala Custom

Fotografías: Esperanza Mar

Tras un delicioso serranito con su correspondiente cervecita en el Bocatamania entramos para ver a Terry “Armonica” Bean y su carismático entendimiento del blues. Solo frente a los presentes, con su guitarra y armónica al cuello presenta versiones de los grandes temas del blues, como “I just want to make love to you” de Etta James.

Un alegato sincero, desnudo y profundo de lo que un artista siente cuando toca blues. Música en estado puro. Pocos se podrían poner frente a 40 personas y sonar tan real, tan desgarrado y tan vivido. Es que no me sale una palabra mejor para ese sentimiento que te inunda cuando ves a alguien tocar y sientes que todo lo que te llega son los años y años que este hombre lleva en la carretera. Que vive el blues, que respira blues por los poros de su piel, que piensa y come blues día a día. Si esto lo escuchamos en el Bluescazorla veríamos los típicos ojos cerrados y las cabezas contoneándose con el precioso paisaje del pueblo al fondo.

El sonido en la Sala Custom tan impecable como siempre, adaptado perfectamente a la gente asistente. Suena envolvente sin ser ensordecedor. Te pongas donde te pongas suena genial. Parece sencillo pero para nosotros los amantes del sonido acompasado en general sabemos que no es lo común en las salas de conciertos. Cubero el técnico de sonido residente está atento a cualquier contratiempo que se pueda producir. Pequeños acoples, subidas o bajadas en los instrumentos. Gran parte de la culpa de que los conciertos suenen de miedo la tiene él, sin duda.


El Pájaro
y Raúl Fernández salen para acompañara a Terry con dos guitarras españolas. Esto suena denso, caluroso, a porche  de madera, a canto de grillos, a mosquitos sobre el agua. Suave, suave baby.

Sin guitarra y solo con su armónica nos trae el Mississippi a Sevilla. Pero enterito, río, casas, gentes, calor y sol, y eso que aquí de sol entendemos un rato. Madre mía que bien suena esto.

¡¡Blues in da house!!

23:00

Susan Santos sale a escena tras un breve break que nos permite refrescarnos y deleitarnos tras lo que hemos escuchado.

Sobre el escenario el power-trío que viene siendo habitual en los directos de Susan. El chileno Mario Carrión a la batería y el catalán David Salvador al bajo.

En sus propias palabras en este concierto: “Vamos a soltar ese blues, toda esa mala leche y vamos a tomarnos una copa y olvidar todo eso que nos putea el día a día y que en música suena más o menos así”  y se arranca con un solo de esos que ponen la piel de gallina y levanta el alma atormentada del suelo. La pone en pie y le da un empujón como diciendo “¡coño levántate que aquí hay que luchar por lo que quieres y estos cabrones no nos van a doblegar!”

Blues de banda. Aun con solo tres componentes el sonido es compacto y contagioso. La voz de Susan, embriagadora y penetrante, nos hace pensar que estamos escuchando un cassete de los 80 en el coche y eso nos estremece. Un sonido depurado, unos acordes clásicos y unos temas construidos en el saber de quien estudia y se prepara, es la seña de identidad de lo que estamos escuchando esta noche.

Hace apenas unos meses que ha salido su último y laureado trabajo Electric love. Al cual le está pegando un buen repaso esta noche. No falta ninguno “Inner city”, “Off my Skull” o “It´s all about you”, pero suena distinto a como aparece en el disco. Aquí suena más desgarrada, menos comedido, más crudo, visceral y sincero.

No hay arreglos de producción, no hay que suavizar los matices, aquí se trata de transmitir y sacar todo lo que llevas dentro sin dejarte nada por el camino. Quizás en una de sus propias frases se resuma a qué suena su música “chicos tenemos ahí detrás los disco a 10€, para gasolina, que mañana tocamos en Cáceres”.

Asfalto, carretera, garitos, amigos, humo, sudor y copas a altas horas de la madrugada. Si no lo sientes en tu piel mientras lo lees es que aun te falta mucho mundo por ver.

You rocking me” suena tremendo con el precioso dobro rojo que saca para la ocasión. Al igual que en el disco, pensar que asistiremos a un concierto de corte clásico, con acordes predefinidos y largos solos de guitarras como mandan los cánones es estar completamente equivocado. La variabilidad de estilos se fundamenta en el blues pero se entremezclan con sonidos rock e incluso funky llegado el momento.

Para terminar la noche “Electric love”, tema que da nombre al disco. Pero esto no termina aquí, ni mucho menos. Para el fin de fiesta nada mejor que contar con el apoyo de Terry, el Pájaro y Raúl sobre el escenario.

Y, a veces, una imagen vale más que mil palabras, por lo que para que os deis cuenta de lo que hemos escuchado esta noche os dejamos un video que os mostrara lo que os habéis perdido por no estar atentos a 8pistas y su agenda de recomendados. Una delicia: “Fin de fiesta con la versión de The Blues Is Alright (1982, Evidence) de Little Milton

Autor: Esperanzamar

La música une, es universal, da igual el idioma que hables o si ni siquiera dices una palabra. Hay veces que ha dado igual si te has quedado sordo incluso, se puede sentir, te hace estremecer, saltar, gritar... la vida es mas interesante con ella y por eso deberia ser de libre circulacion. Aqui pongo mi granito de arena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s