Nuestrooceano

Feel the black sound

El artista de Enero: Sharon Jones and The Dap-Kings

Deja un comentario

 Sharon Jones and The Dap-Kings – Give the People What They Want (2014)

Daptone Records

Otro mes más nuestros compañeros de 8pistas.com nos traen su artista del mes. En esta ocasión no un artista sino unos artistazos!!

Inicialmente este disco tenía prevista su salida el 14 de Junio de 2013, pero una desafortunada noticia en forma de cáncer de páncreas truncó los planes. Gracias a Dios meses después y tras un tratamiento de quimioterapia, que ha dejado a Sharon con una estética demoledora pero más fuerte que nunca, por fin podemos disfrutar de “Give the People What They Want”.

Recientemente hemos visto a Sharon Jones and The Dap-Kings en la película de Martin Scorsese “El lobo”, donde interpretan lo que mejor saben hacer, música de los 60´s con el sonido depurado y preciosista de hoy en día.

Con ese preámbulo estaba deseando que llegara a nuestras manos su nuevo trabajo. Porque significaría tantas cosas. Significaría que el cáncer es un pequeño revés que esperemos que sólo sea eso. Significaría que el SOUL con mayúsculas ha vuelto y que el ritmo que nos corre por las venas podría tener una nueva dosis de su esencia vital, para que nuestro corazoncito siguiera latiendo.

Con la producción de Gabriel Roth, aka Bosco Mann, líder de The Dap-Kings y una portada del disco en clara alusión a The Chilities “Give more power to the people” los preámbulos estaban hechos. La intención estaba declarada y el sonido se veía venir.

Pero, pensar con estos antecedentes que ya sabíamos lo que nos íbamos a encontrar era presagiar mucho, y evidentemente equivocarnos de raíz.

Los 10 temas rebosan sonido Motown o Philly Soul, soul sureño clásico sustentado en los coros de Dapettes y los sonidos orgánicos de The Dap-Kings. La fuerza vocal de Sharon no ha sufrido un ápice a pesar de lo pasado, y su energía desbordante cubre por completo una atmósfera como de antro sudoroso y de poca luz a las tantas de la madrugada.

El disco comienza con su primer sencillo “Retreat!” nos sirvió hace unos meses para estremecernos con el sonido a lo Goldfinger y comprobar cómo unos dibujitos podían tener más soul y fuerza que mucho de los grupos que se vanaglorian de sus raíces sesenteras.

Acto seguido, su último single hasta la fecha “Stranger to My Hapiness”. Tema con el que vimos por primera vez el nuevo “look” de Sharon tras su quimio. Sonido Motown de estribillos infinitos y trompetas a ritmo de funk.

We get along” es un canto a las personas, en la forma de seguir con fuerza luchando por lo que te importa, luchando sin desfallecer, manteniendo la fe. Un medio tiempo que nos abre el corazón para que “You´ll be lonely” te enganche completamente con su funk desgarrador. Aquí la voz de Sharon alcanza cotas que te arañan los oídos desde dentro. Que te aprisionan el alma y sólo te la sueltan cuando la trompeta hace su aparición. Imposible no cerrar los ojos y mover la cabeza en este tema.

Suena a siempre, suena clásico pero a la vez rejuvenecido. Suena feroz, con garra y sentimiento, con cuerpo y espíritu. De la calle, de la tierra. “Now I see” nos devuelve a The Blues Brother con un remember demoledor que te hace salivar de puro gozo interior.

Llegados a este punto agradecemos el receso de “Making up and breaking up” en forma de dulce melodía en segundo plano, y nos preparamos para “Get up and get out”. Un canto a la fuerza de la sociedad. A la fuerza del pueblo en forma de musiquilla jazzy que se remonta a los años 50 para volver a la esencia de las cosas, a la razón primaria por la que luchamos día a día.

Y ya en la recta final del disco “Long time, Wrong time” nos revela los sentimientos de una partida y un regreso desde el lado más sincero y crudo de las cosas. Realismo y metáforas que suena a cuando las cosas eran de verdad, sin artificios ni manipulaciones.

People Don’t Get What They Deserve” es el tema con más contenido del disco para nosotros. Lleno de poesía urbana, de idealismo y sentimiento, de lunes por la mañana. Aquí es donde mejor se demuestra la intención del disco. La música animada y de altísima calidad no podría estar completa sin una clara y decidida apuesta por lo verdadero, lo real, lo intenso del mundo en que vivimos. No nos engañemos, el Soul es una de las mejores expresiones del sentimiento de un pueblo, y hasta eso han sabido plasmar con maestría Sharon Jones and The Dap-Kings en este trabajo.

Para terminar “Slow Down, Love” te puede hacer daño si te coge bajo de defensas. Un lento que nos hará pensar en lo rápido que vamos y lo que nos perdemos por el camino.

“Slow down love and come closer…your kiss can tell me more than words….”

Autor: Esperanzamar

La música une, es universal, da igual el idioma que hables o si ni siquiera dices una palabra. Hay veces que ha dado igual si te has quedado sordo incluso, se puede sentir, te hace estremecer, saltar, gritar... la vida es mas interesante con ella y por eso deberia ser de libre circulacion. Aqui pongo mi granito de arena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s