Nuestrooceano

Feel the black sound

R&B comercial de la mano de una voz escondida

Deja un comentario

clip_image001A expensas que estamos de que salga a escena Restoration, el quinto trabajo de Mario. 2ice me ha pedido que haga una review de su último disco hasta la fecha D.N.A.

En primer lugar he de poneros en antecedente de quién es Mario, para el que no lo conozca aún. Mario Deward Barrett proveniente de Baltimore, de recién cumplidos los 26 añitos, fue y siempre será un producto comercial. Y lo mejor que tiene es que no lo ha escondido en ningún momento. Desde su ópera prima Mario, hasta día de hoy su discografía se ha caracterizado por temas romanticones y bailables al estilo quinceañero.

Y bueno, eso no es malo del todo si sabes a lo que te expones. El chico va de frente haciendo un reality show incluso de su propia vida y lo mal que lo pasó en su niñez. Si lees un poco sobre él te darás cuenta que su descubrimiento a la tierna edad de 15 años y su posterior éxito nada tienen que ver con su infancia marcada por una madre drogadicta.

Si ahora hablamos de su música, pues bien poco se puede decir así a grandes rasgos. El disco que nos ocupa D.N.A. es una buena muestra de toda su trayectoria y mucho me temo que también de lo que nos queda por “disfrutar”. En especial este último álbum está plagado de colaboraciones, como no podía ser de otra manera, pero que no aportan lo más mínimo a la música.

El disco empieza con un tristísimo “Break up” en el que acompaña Gucci Mane, este rapero venido a menos, y Sean Garret. El tema de corte tradicional entre los comerciales que intentan mezclar R&B y hip hop te deja bastante frío. Al menos la cosa mejora un poco con “Thinkin about you” ya que al menos es lo que nos esperábamos. El chico no tiene mala voz pero los estribillos de coritos y los arreglos excesivos estropean un tema que de ser algo más simple hubiera ganado puntos. Si hay un tema que quitaría del disco es el estridente y sin sentido “Get out”, así que mejor lo pasamos. “Soundtrack to my broken heart”, “Stranded” y “I choose you” son los medios tiempos que deben estar ahí en todo disco para adolescente que se precie. De las letras mejor no os hablo pues con títulos como “I miss my friend” o “Ooh baby” ya os podréis hacer una idea de que va la historia.

El disco, gracias a dios, termina con un tema más propio del maestro Michael, en el que Mario deja entrever que tiene poder voocal, lo que pasa que no le dejan mostrarlo digo yo. A piano, con poca producción y haciendo uso de un buen sentido del ritmo y la entonación nos deja un tema que da realmente pena. Da pena porque quizás sea el único que ofrezca algo a nuestros oídos, y eso que tampoco es muy original que digamos. Aún así lo mejor del disco sin duda.

En definitiva, un trabajo claramente prescindible en nuestra colección, a no ser claro que tus artistas favoritos sean Omarion, Jeremith, Chris Brown o B2K…

Anuncios

Autor: Esperanzamar

La música une, es universal, da igual el idioma que hables o si ni siquiera dices una palabra. Hay veces que ha dado igual si te has quedado sordo incluso, se puede sentir, te hace estremecer, saltar, gritar... la vida es mas interesante con ella y por eso deberia ser de libre circulacion. Aqui pongo mi granito de arena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s