Nuestrooceano

Feel the black sound


Deja un comentario

Tom Jones – Spirit in the Room (2012) “una voz increíble en un disco que solo consigue rozar los temas que versiona”

Ya tenemos en nuestras manos el nuevo trabajo de La Voz. Si bien lo estábamos esperando como agua de mayo, la verdad es que ha sido un poco raro encontrarnos con críticas desiguales ante este proyecto. Otro más en la lista de los “covers” que están apareciendo últimamente.

Y la cosa es que en principio el hecho de que sea un álbum de versiones no debería de asustarnos, después del aclamado “Praise & Blame” del 2010, así que inicialmente no entendía muy bien las críticas. Pero la verdad es que desde el corte 1 te das cuenta que esto no es lo mismo. La fuerza, la intensidad de la voz de Jones, el sentimiento que destilaba su anterior trabajo no aparece por ningún lado en esta nueva pieza. Y eso que aquí podremos escuchar temas como el que abre el disco escritos por Leonard Cohen “Tower of Song”, o  “ (I Want To) Come Home” de Paul McCartney o “Bad As Me” de Tom Waits. En este último caso debemos decir que toda la crudeza, la fuerza, el desasosiego que transmitía el tema en voz de Tom Waits con Jones se pierde completamente. Curioso, pues se le podría haber sacado mucho más partido a la voz de Jones.

Parece ser que bastante de la culpa de esta superficialidad y melodía que sobrepasa el disco es de Ethan Johns, el productor de este trabajo. La verdad es que le ha dado un punto de vista curioso al disco, donde predominan las guitarras eléctricas como haciéndole el coro todo el tiempo a la voz de Jones. Si que es cierto que su voz es el primer y único plano que escucharemos en el disco pero lo demás carece un poco de fuerza, de melodía, de cohesión y unidad, y eso se nota. Grabado en los estudios Real World en Bath, en el estudio de Peter Gabriel. Como músicos Johns, Richard Causon (teclados, piano y guitarras), Stella Mozgawa a la batería, e Ian Jennings y Sam Dixon al bajo.

La mezcla de estilos esta vez tiene algo menos de sentido, porque aunque lo que predomina es el soul, el pop, el indie y el rockabilly se entremezclan para ofrecernos un disco desigual. Toda la prueba de lo que os estoy diciendo la podéis encontrar en “Dimming of the Day”, un tema insulso en sí, que no tiene nada que ver con el sentimiento que transmitía el original.

Sigue leyendo

Anuncios